5 de junio de 2015

Nubes grises

Me dice que ya son 9 años desde las primeras veces en que se empezó a sentir así, fue la ansiedad y un hambre desmedida por la mañanas, una sensación de soledad que se vertía en llorar a solas, insomnio, mal humor, desgano...

Mi  madre acepta casi con gracia que todo eso que sufre se lo diagnosticó el psiquiatra como depresión endógena, antes creían que eran los efectos de la menopausia pero que siempre no, o no tanto. El punto es que la mujer que me crió con mano dura, ahora es vulnerable y llora sin saber por qué. Sus amigas y vecinas comúnmente le llaman "nervios", pero creo que es mejor llamarle a las cosas por su nombre. 

No sé como ayudarla sin parecer que menosprecio su mal, ni decirle las palabras clásicas "échale ganas" u otros consejos bienintencionados que caen como patada al hígado pues cuando un@ está mal esas palabras suenan tan huecas. Mamá dice que el doctor la escucha atentamente pero no es terapia, le ha recetado un coctel de ansiolíticos en dosis mínimas pues según el médico no es una depresión profunda.

Cualquier alteración a la salud siempre afecta a la familia, por eso a veces me siento mal de no estar con mamá cuando surgen sus crisis, de las que me entero cuando ya todo se calmó. Mi hermana y mi papá son los que más la apoyan si bien hay ocasiones en que ellos no saben qué hacer y también tienen sus momentos de rechazo y claro que se desesperan, hay reclamos y disgustos,  y como parte del  ciclo, mamá se estresa de no llevar las riendas de la casa con la entereza de antes. 

Debo decir que nunca he creído en los psicólogos o en las terapias, sin embargo creo que no hay dejar de considerarlas si mamá deja de ser esa sombra y vuelve a brillar como mujer.


5 Fisgones morbosones:

Daniel Mendez dijo...

Bueno, no estoy muy documentado acerca del mal que aqueja a tu mamá, pero (bajo riesgo de leerme cursi) creo que la mejor forma en que puedes ayudarla es siendo amorosa, considerada, apapachadora y amistosa con ella. Muchas veces un beso y algo de ayuda en sus cosas cotidianas, sirven más que cualquier medicina.

la MaLquEridA dijo...

Yo tampoco creo en los psicólogos y sin embargo una es la que me está ayudando a salir de esto con terapias.


Un abrazo

Carlos MxAx dijo...

mucha paciencia...



saludos

Liliana dijo...

serenidad y paciencia......


(sé nada de lo que sucede, sólo he leído ésta entrada)


saludos =)

TeReSa dijo...

*Gracias por sus palabras tan lindas, un abrazo a tod@s...

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template