10 de febrero de 2012

Manejando

Desperté sintiendo una clase de angustia debido a que soñé que no sabía conducir, o mejor dicho, tenía que manejar una camioneta con pedales extraños pues sentía que mis pies eran demasiado grandes para ellos y aparte la palanca de velocidades llegaba hasta séptima con unos movimientos raros, mientras batallaba por echar a andar el vehículo gente dentro y fuera del mismo me decían cómo conducir y yo les respondía que sí sé pero que nunca había manejado algo así...

Bueno, no recuerdo más pero seguí con esta sensación e inclusive al querer conducir un Chevy común y corriente analicé los pedales y la palanca de cambios...Ahora sólo quiero tomar un carro y manejar tan lejos como sea posible.



(totalmente irrelevante pero sirve de catarsis)





2 Fisgones morbosones:

José Eduardo dijo...

Me recuerda a esas veces en las que el carro se mata, batallo y la gente se comienza a desesperar.
A veces quisiera que las calles fueran tan seguras y los conductores tan responsables como para de vez en cuando conducir a baja velocidad o de perdi pedalear a gusto en bicicleta ahora que están volviendo a ponerse de moda.

TeReSa dijo...

Me encanta conducir, la bicicleta tiene lo suyo, andar en moto es otra onda...para mí creo que hay momentos para cada clase de vehículo...

Al menos aquí en Nogales la gente maneja a baja velocidad y cede el paso al peatón :)

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template