5 de enero de 2012

Pensamientos capciosos

"No digas nada, porque veo que me entiendes y yo tengo miedo de tu comprensión. Tengo un gran temor de encontrar a otro como yo, y tal deseo de encontrarlo! Estoy completamente sola, pero también tengo tanto miedo de que mi aislamiento se rompa, y ya no ser la jefa y soberana de mi universo. Me aterroriza la comprensión con la que entras en mi mundo; y luego yo quede en evidencia y tenga que compartir mi reino contigo" ~ Anaïs Nin

Estas vacaciones de fin de año fueron demasiado familiares, puesto que después de casi 5 años de noviazgo asistí con mi novio a la cena de Navidad y una comida por motivo del Año Nuevo que organizaron su familia. Creo que el ser presentada y departir con ellos como la novia fue un poco desconcertante, en especial porque son un grupo muy unido -yo les digo muégano- y además conservadores o tradicionalistas para mi gusto, en mi núcleo de mis padres y hermanos somos muy relajados con lo referente a las relaciones, preferimos mantener la privacidad de éstas hasta que sea algo concreto para evitar malos ratos o apegos, es decir, nada de dar títulos de "suegro/suegra", "yerno/nuera" por el hecho de ser pareja y no es que mi familia sea cortante sino que somos prácticos. 

En estos días pasados, la pregunta obligada de las hermanas y tías de mi novio era sobre cuándo nos vamos a casar y tener hijos, ya no piden que haya un orden específico entre esas acciones pero siento que esperan una respuesta pronto si bien yo me limité a decir que cuando vaya a haber algo se los diremos apropiadamente. El amor existe y es mucho entre nosotros dos, aunque hay ciertas renuencias de ambas partes a decidir a poner la fecha para el matrimonio, hemos hablado tenuemente sobre ello pero sin llegar a un plan definitivo, siento como si de repente nos pusiéramos demasiado serios y pasáramos de tener una linda relación a ser una pareja aburrida. Hasta ahora hemos sido sólo nosotros dos sin más intromisiones y tengo miedo que factores comunes como trabajo, dinero u otras desavenencias nos hagan los días amargos cuando estemos juntos, me entran ideas de que esto se puede acabar y que no nos atrevemos a decirnos la verdad. Claro que esas dudas se aclararían cuando nos decidamos a enfrentar los problemas y temores.
 
No voy a negar que me entusiasma vivir con él y así saber que esto que sentimos y hemos cultivado por un lustro no se va a apagar por necedades, asimismo creo conocer nuestras debilidades como personas y como pareja por lo que no me sorprendería que sepamos sobrellevar los conflictos. Espero que pronto todos los días de angustia y separación los compensemos con la alegría y paz de despertar juntos.

0 Fisgones morbosones:

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template