7 de enero de 2012

Fue un 6 de enero...

Para quienes tenemos más de 25 años casi 30 nos tocó vivir, presenciar y ver la muerte y nacimiento de varios tipos de tecnología que se adaptaron tan rápido a nuestra vida que pareciera que vienen por defecto en las casas, aunque en la mía no teníamos los grandes lujos nunca faltó una tele, un radio/cassetera y una "video" que era un reproductor de cintas VHS, lo justo para mantenernos entretenidos. Ahora recuerdo que antes de tener tele a color tuvimos 2 ejemplares a blanco y negro que es un decir pues la imagen era color azul.

Una foto de aquellas épocas con mi Dell

Pero fue para inicios del año 2003, mi padre se decidió a darnos un regalo de "Día de Reyes", es decir, una flamante computadora la cual optó por comprarla a crédito, una DELL GX60 color negro y creo que tenía sólo 20 GB de disco duro o bien 18.4 Gb para ser justos, la gran promoción de telmex era que durante esos largos 3 años de deuda tendríamos internet "gratis" y las letras chiquitas decían que sólo era sin cargo en el horario de 18:00-06:00 ya que si osábamos transgredir ese lapso el minuto costaba la friolera de $ 0.50 por lo que una hora costaba $30, aparte el módem era telefónico y la línea por lo regular estaba ocupada debido a que a diario teníamos "tarea" que hacer. 


 Como sea, a partir del día en que instalaron el módem muchas cosas cambiaron, técnicamente yo era una ignorante de todo lo relacionado con las computadoras -aun lo soy, pero funcional- y recuerdo que a razón de que escuchaba a mis compañeros hablar sobre algo llamado MiRc, y usaban términos como ¿te-vas-a-conectar-hoy?, ¿me pasas tu mesenyer?, chatear, tener amigos de distintas nacionalidades, me sentía figurada y literalmente desconectada de ese mundillo de la súper carretera de la información ¬ _¬.

Así que, después de que supe que tener computadora no significa tener internet también comprendí a usar el correo electrónico (el cual es el mismo desde entonces), me sentí tentanda a navegar por las sempiternas páginas porno llenas de virus y anuncios pop-ups y gente deseosa de conocerme, me quedé impactada por sitios sin censura con fotografías de muertos, cientos de páginas del fin del mundo, profesías y seres paranormales, sin olvidar las cadenitas o FW que saturaban la bandeja de entrada del e-mail. A través del chat aprendí a distintiguir pervertidos, pendejos y gente interesante, me gustaba pasar el rato y tener alguien con quien conversar, primero en las salas de conversación y después el intercambio de direcciones de correo para el Messenger, es un cursilería pero para mí era casi mágico el mundo que se abría cuando iniciaba sesión y veía bailar a los muñequitos verdes (logo del Passport, antiguo nombre del MSN) esperando ver en línea a alguien que dijera un simple Hola.


También sucedió que me di cuenta de que había programas para bajar archivos mas el único que aprendí a usar fue el Ares, donde obtenías películas, música, videos, libros, etc. con tan sólo escribir los datos en el cuadro de Búsqueda. Allá por esas épocas la velocidad de conexión eran 52 mbps así que podía pasar más de tres días descargando una película casi siempre doblada en español ibérico sin embargo para mí era la gloria esta fuente inagotable de esparcimiento gratuito, cuando ya estuve más confiada, me adentré en vagar por la red y salieron a la luz las bitácoras o blogs gracias a los cuáles me enteré de las vidas de gente lejana, a veces me aburría leer cuitas ajenas y me decanté por los blogs de películas lo cual me abrió un panorama enorme de argumentos descabellados y extraños los cuales aportaron bastante para alienarme aún más, acepto que gran parte de los filmes no comprendía su significado pero ahí estaba yo mirando esas imágenes que de otra manera nunca hubiese conocido, desconozco la forma en que los cinéfilos pre-internet alimentaban su afición ¿revistas, pen clubs, reuniones, viajes al extranjero?.


Creo que desde hace 9 años que mi vida ha sido influida en gran parte por esto de "estar conectada"... Sé que esto fue el inicio de una compleja relación.





0 Fisgones morbosones:

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template