16 de octubre de 2008

Remembranzas

Me preguna hace tiempo mi querido Rey si yo tenía algun tipo de vaca sagrada, es decir, un tema o cosa que yo le brindara mi más absoluto respeto y consideración, le respondí que no después de pensarlo por unos segundos, aunque hasta apenas me acabo de dar cuenta que existe algo para mí que marcó una parte de mi vida y fue la serie de televisión "DARIA" que transmitía MTV (Sí, alguna vez programó algo interesante). Tengo que reconocer que le tengo algo de respeto a esta tipilla de gafas y botas Doc Marten's.

Desde que vi la serie me intrigó inclusive me identifiqué con la forma de pensar de la protagonista que junto con su amiga Jane Lane recorren la vida de una manera que actualmente se tilda con el adjetivo de 'alternativo', que es la forma de describir lo que no va de acuerdo a la corriente actual o de mayor predominancia. Porque eso es Daria, el retrato de aquellas personas
que sin ánimo de querer ser antisociales o irritantes -aunque a veces es divertido serlo- esperamos algo más de lo que nos ofrece el camino principal de la vida.

He escuchado a personas que clasifican al personaje Daria como un ser amargado y negativo, y sin querer reinvindicarlo o dar explicaciones me parece que no se dan el tiempo de escuchar las frases certeras y agudas que declama Daria acerca de personas o situaciones en particular. Es difícil que la gente quiera escuchar la verdad o al menos esperan que les digas que todo está bien. El tema de la convivencia social también era representado en esta serie, mostraba a una chica que veía más allá del auto, la ropa y novi@ que tuvieras, no, para Daria -como para mí- es difícil entrablar relaciones porque nos da por analizar y descartar a las personas que sentimos que no aportan algo a nuestra vida, buscamos a alguien se sea un reto mental, que sepa diferenciar entre vivir y sólo respirar, ello se está volviendo cada vez más difícil a medida que vemos cómo el sistema global de gobierno transforma a los jóvenes en autómatas consumistas-conformistas.

La mayor duda que rodea a las personas que se llega a topar con una persona 'dariana' es el preguntarse qué demonios es la vida sin pertenecer al mainstream, o a eso que llaman las contraculturas o subculturas (ya sabes, dark, góticos, hippies, neoliberales, globalifóbicos, etc.) que al fin y al cabo terminan siendo grupos que necesitan de una pancarta que los
proclame como parte-de-algo.

Dentro de la serie es rescatable como manejan el tema de la amistad, hasta cierta forma dan aliento a aquell@s que piensan que están sol@s en este mundo enfermo y triste. No creo que Daría salve por si sola a la juventud encaminada a ser un devorador insaciable de productos basados en decirles lo poco que representan como seres humanos, pero que al adquirirlos
se compran un poco de auto-aceptación.

He vuelto a ver con optimismo que los capítulos de Daria los estén repitiendo en MTV, pero sólo como un programa de relleno porque no tienen más capítulos de The Hills, supongo.
Claro que no faltará l@s chic@s que vean la relevancia que tiene la mente como diferenciador de las masas y cualidad única, pero tampoco faltarán l@s chic@s que vean Daria sólo
porque se ha convertido en una moda más... y Temo que éstos últimos serán la mayoría.

2 Fisgones morbosones:

José Eduardo dijo...

En mi opinión el episodio más representativo del mensaje y principios de Daria fue aquel en el que Jane y Daria en conjunto hicieron un cuadro y un poema sobre la falsedad y morbilidad bulímica que hay detrás de la belleza estándar y las autoridades de la escuela tratan de pervertir por completo el concepto, solo porque nomás les gustó la mona del cuadro.

Teresa... dijo...

Ahhh, sí recuerdo ese capítulo y el poster tenía una frase algo así: "Es audaz, es hermosa pues vomita a cada hora"...

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template