10 de mayo de 2014

A pedir

De las cosas que más me ha costado aceptar es mi manía de tener siempre la razón, ser demasiado demandante y aunque hay días en que lo olvido sé que no te puedo pedir que estés conmigo como una orden a cumplir o peor, que permanezcas a mi lado por el hecho de que así yo lo quiero. 

Sigues aquí, y no puedo más que desear que ya no nunca te vayas. Bien sé que esa será una exigencia que cumpliremos cabalmente y de la mejor manera. 

Porque somos de esos casos raros en que estamos hechos el uno para el otros y aun así estamos juntos. 


0 Fisgones morbosones:

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template