19 de noviembre de 2013

Algo, algo


Hay un tiempo para todo. Sí. Una época para derrumbarse, una época para construir. Sí. Una hora para guardar silencio y otra para hablar. Sí, todo. Pero, algo más. ¿Qué más? Algo, algo.. 
-Ray Bradbury "Farenheit 451"

Extrañamente, volver a usar mi computadora anterior me hizo sentir como si hubiera pasado mucho tiempo desde aquel día en que la recibí, estaba feliz al abrir la caja y comprobar que viniera con su tapa color morado lo demás no era importante. Aparte, fue la primera computadora que compré yo sola amén de todos los viajes a los que me acompañó a manera de conexión con un mundo que pasaba a mi lado mientras empezaba a saberme independiente pero también con una soledad tan enorme como la ciudad.

Y es que parte de mi vida se volvió obsoleta al igual que sucede con la tecnología, y no es que yo sea algo totalmente nuevo pero he dejado demasiadas cosas atrás [funciones innecesarias], basta con releer las primeras entradas de este blog para notar que he sido más fuerte que mi angustia por no saber que hacer con mi vida, sigo sin tener una ruta específica sólo sé que esa ansiedad más que paralizarme me ha llevado a seguir: un poco a tientas pero sin detenerme. 

Creo que nunca mi mente y mi corazón tendrán sosiego ya que esta sociedad nos dice que nos conformemos con no pensar en el presente aunque a diario nos atemoricen con un futuro demacrado. Supongo que algún instinto temario me indica que siga. 



0 Fisgones morbosones:

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template