22 de mayo de 2013

Guardarropa

Mientras camino por el Paseo de la Reforma me detengo y observo las diversas clases de personas que transitan por esta gran avenida, siendo un lugar lleno de edificios corporativos lo más notable son los que visten traje sastre caminando rápido como hormiguitas.

Lo común es que se critica a los que trabajan en grandes oficinas porque se limitan en su visión que son cuadrados, amargados, poco creativos, y la verdad así es la mayoría de las veces, sin embargo debajo del traje o el vestido formal muchas veces encuentras ideas y actitudes que nada que ver con el estereotipo "trajeado", a mí me ha tocado usar trajes y dentro de la oficina encuentro gente con la que ni te imaginas que te podías encontrar, pues la vida no se limita a un escritorio y la obtención de un sueldo quincenal, es una parte de la vida que aunque lo neguemos el dinero ayuda para concretar los sueños de la juventud, vaya hasta Bukowski trabajó como cartero. 

Y pasando por el CENART a la hora de salida veo que los alumnos todos van vestidos iguales, conté fácil unas 15-20 muchachas con el pelo pintado de verde y rosa, rastas o rapados, lentes estilo Ray-Ban, mallas floreadas y algún tipo de sombrero. Supongo que se visten así porque quieren demostrar librepensamiento y creatividad pero los veo como una especie de uniforme de lo que ellos consideran su imagen de artistas sin ninguna originalidad, es decir, también quieren pertenecer a un gremio consolidado donde sentir que encajan, hablando con ellos la mayoría espera una remuneración alta por su trabajo, y más de uno pedirá una beca a empresas "capitalistas" para seguir siendo artistas. 

Para mí me ha resultado vestirme como quiero y puedo, dependiendo del momento y ánimo pues todas las personas somos únicas, pero originales, pocas. Y la originalidad consiste volver al origen. 


*Imagen de Eduardo Salles

5 Fisgones morbosones:

Eduardo Cabreado dijo...

Bueno, aparte debemos tomar en cuenta que dado que la ropa bonita hoy día cuesta bastante, ps el guardarropa no es tan grande como uno quisiera :P

Alexander Strauffon dijo...

Ya por años fui de los de cuello blanco. Es un alivio no serlo ya. No por encasillarles; pero en su mayoria, encuentras en empleos de oficina y compañeros en dichos sitios la mayor inmadurez y hostilidad que pueda imaginarse.

La alternativa resultó mejor para un servidor: trabajar con mayor libertad, sin códigos de vestimenta, y lo mejor de todo... sin otra gente que soportar.

icHiGo. perO no sOy friKi dijo...

En esta epoca ya nadie puede ser original por que sea cual sea la situación terminaremos tomando modelos que tomaron de modelos a otros modelos.










RaWwWR!!!

reptilio dijo...

somos iguales pero diferentes :D

Aseret dijo...

*Eduardo: Comprar ropa siempre es un gusto, inclusive cuando ando baja de recursos voy a los mercados de segunda mano, donde puedo comprar una chamarra Moschino a $100.

*Alexander: En las oficinas siempre habrá un montón de envidia y mala leche, pues es como la escuela pero con reglas más estúpidas y pasas más tiempo ahí.

*ichigo: Es lo que mencionaba, ahora los dizque alternativos usan ropa de sus abuelitos con toques punk. Volvieron al origen.

*reptilio: Nuestra vida es un oxímoron.

Gracias por los comentarios!!

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template