30 de mayo de 2012

- - - - -

Cuando tenía unos quince años acostumbraba dormir por las tardes era una especie de escape para olvidar la tarea, la escuela, el calor, mi soledad. Dicen que los adolecentes duermen mucho y yo no era la excepción pues podía dormir hasta 3 horas seguidas y al despertar me encontraba en mi cuarto a oscuras, con los sentidos aun embotados y junto con ello una especie de ansiedad y tristeza de no saber dónde me hallaba, recuerdo que mi voz quedaba atrapada en mi garganta y poco a poco mi instinto me decía que sólo había despertado. 




4 Fisgones morbosones:

Sofía dijo...

Cuando era adolescente dormía más de lo que vivía y comía menos aún. Fumaba como si no hubiera mañana y en las noches sacaba las botellas escondidas en lo más alto del closset, me embriagaba un poco para hacerme olvidar lo mal encuadrada que está esta realidad. Despertar para mi era volver al sueño-pesadilla de todos los días... a veces pienso que no me iba tan mal en esos días...

la MaLquEridA dijo...

Yo no tuve adolescencia, no la recuerdo. No vivi entonces.

reptilio dijo...

http://youtu.be/0lhj7V1QtGE

TeReSa dijo...

*Sofía: Para darnos cuenta de que lo vivimos no eran tan "malo" tuvimos que pasar por esa etapa porque -al menos a mi edad- sabes que lo vivido sólo era una pequeña muestra de lo que vendría, pero ya no se puede sólo cerrar los ojos y esperar que pase.

*Malquerida: Tampoco viví demasiado mi adolecencia, demasiados huecos en mi memoria que me hacen sentir que me pase de largo.

*reptilio: Gracias por el video, lástima que mis recuerdos no sean en instagram.

gracias x comentar!!!

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template