9 de septiembre de 2011

Vecinos incómodos

Y que dice la gringa "su visa ha sido aprobada" (me gusta como hablan en presente perfecto) así nomás la primera vez que la solicito mientras en la ventanilla contigua la officer le decía a una muchacha que su aplicación no había sido aprobada y que lo sentía mucho, he escuchado muchas veces las cosas que debes decir y las que debes evitar cuando te encuentras en la entrevista, teorías que tratan de asegurar una respuesta positiva si bien creo que no hay sistema más imperfecto de selección que la de un humano.

No puedo describir la cara de desesperación, sonrisas fingidas y hasta alguna lágrima contenida de quienes estamos formados en el consulado, el timbre avisa casi cada 4 minutos el turno de cada persona para enfrentarse a lo que parece su sentencia dictada por el juez-verdugo pues para quienes viven en la frontera tener la visa es como una continuidad de su ser, caminar entre ambos países es tan común que ni te das cuenta de lo significativo que se convierte hasta que por alguna extraña decisión te dicen que ya no puedes hacerlo.

En mi caso, sólo una pregunta hubo durante la entrevista ¿a qué va a los Estados Unidos? Respondí que para recibir cursos por parte de mi trabajo (un comentario profesional cuando de verdad sólo quiero ir a gastar mi devaluado moneda nacional en JCPenney, o cualquier mall), una mirada extraña de la oficial y después de teclear algo en su computadora me pasa un papel y responde que dice el Tío Sam que puedes pasar, algo por el estilo pero en un tono más burocrático.

Ahora, toca saltar la cerca a ver si el jardín del vecino es más verde que el mío...

0 Fisgones morbosones:

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template