21 de agosto de 2011

Hasta ayer...

Mientras viví en la capital no faltaba quién me dijera que la violencia en este país era casi exclusivo de los Estados del norte, que el DF y por añadidura el Estado de México se podrían considerar exceptuados debido a que en esta zona metropolitana se encuentran los poderes federales, como si existiese una clase de tregua o cautela por parte de los mañosos que los limitara de ejercer su violencia característica. Hasta cierta forma no me imaginaba una balacera por ejemplo en pleno Paseo de la Reforma pues con el tráfico habitual los pistoleros no podrían hacer su huída tan fácil como en uno de los tantos poblados norteños donde las rutas de escape son de fácil acceso.

Sentí esta ceguera por parte de los defeños de considerar ajeno todo lo relacionado con cárteles de narcotráfico como si aquello sucediera en alguna región inhóspita alejada de la civilización donde los problemas se resuelven a tiros y la gente habla al estilo de Piporro. Aun así en la ciudad existe altos índices de narcomenudeo, secuestros, extorsiones, ejecuciones, tráfico de personas etc., hay sectores bien definidos con este tipo de delitos pero parecen ser un secreto a voces, me imagino que al ser una urbe tan grande la posibilidad de que algo te suceda se reduce, incluso influye la ignorancia de la realidad, también los medios de comunicación muchas veces no reportan los hechos tal cual son o lo etiquetan como hecho aislado sin vincularlo con la delincuencia organizada que agobia todos los días a otras regiones.

Pero mucho de lo que se hoy se padece en el resto del país hace unos ayeres eran simples hechos aislados, al igual que los crímenes antes mencionados que se han venido dando en municipios como Chalco, Ixtapaluca, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, las delegaciones también tienen su dosis de crímenes similares, la capital y su área metropolitana son caldo de cultivo para la delincuencia pues es un mercado de consumidores tan grande con más de 20 millones de posibles clientes y es ilógico pensar que esta plaza no sería disputada o también vista como territorio de descanso, no es de extrañarse que capos hayan sido capturados en las zonas exclusivas del Distrito Federal o sus inmediaciones (El Indio, la Barbie, El Barbas, La Reina del pacífico). Esta supuesta tranquilidad en el centro del país sólo es mera estrategia de criminales como del gobierno.

Y dicen por ahí que hay que cuidarse las aguas calmas...


3 Fisgones morbosones:

José Eduardo dijo...

Y ahora con el rollo que se armó en el estadio, verás cómo Torreón se convertirá en el referendum de violencia "provinciana" y objeto de señalamientos de quienes aún creen estar seguros de la violencia...

Charro Negro dijo...

Parte de esa tristeza es que muestran a los capos como luminarias en la televisión, los exhiben en la palestra, esposados, dando un pesimo mensaje de fama a uno que otro imbécil con aspiraciones chuecas.

Dicen que para que veas que si te portas mal te vamos a capturar, pero el mensaje es el contrario, son personas respetables que aparecen capturados por el mal gobierno. En fin.

Saludos!!!

Aseret dijo...

Creo que desde hace mucho ya se habló de los problemas, más que culpables hay que buscar soluciones, los mañosos ganan porque ellos sí están organizadoos.

Gracias x los comentarioos!!

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template