22 de junio de 2009

Confesión


Por decir lo que pienso, sin pensar lo que digo
más de un beso me dieron y más de un bofetón.
- Joaquín Sabina

Este jueguito de hacerle al intento de escritora eventual que tiene más sueños que realidades es muy extraño, quisiera permanecer en el anonimato para poder explayarme tal como quisiera y no es por pena de hablar de sexo o criticar a alguno que otro la verdad ya es intrascendente al final del día venir a descargar los agobios diarios en lo que para mí es un momento de reflexión e introspección.

El anonimato viene porque no sé que contestar cuando preguntar el por qué escribí esto o aquello, ni siquiera le he contado a mis padres que tengo un blog, ¿merecen más mi confianza los internautas que se detienen a leer estas líneas o las pasadas? La retroalimentación que pudiera provenir de los lectores pocas veces me importa puesto que no convivo con ellos si bien sigo las normas de etiqueta blogueril y soy sincera, agradezco la bondad proveniente de extraños.

El hecho de proclamar al mundo que estoy aquí satisface un anhelo casi morboso de contar mi intimidad, hasta se me figura esa sensación que tenemos de contar un pecado en el confesionario no por arrepentimiento sino por placer de hacer partícipe a alguien más de nuestra autocensura.

Pero no voy a hablar tanto, aun no llega el clérigo que ha de confesarme.

5 Fisgones morbosones:

Botica Pop dijo...

conozco perfectamente la sensación. la sensación de tu post y la sensación del epígrafe de sabina.

¿vas a estar por acá? quieres ir a por café con Bere y conmigo? después de las 6 de la tarde. Si te tienta la oferta échame un meil boticapop@gmail.com

besos.

El Rulfiano dijo...

Yo tambien te entiendo Teresa. Escribir es la mejor forma de soportar los embates de la vida diaria, aunque muchas veces se tenga la sensación de pregonar y gritar en el desierto (nosotros si que lo hacemos en forma literal).
Mi blog tambien es mi gran secreto, a voces entre mis pocos o muchos lectores.
Todos los que escribimos estamos contigo.
Saludos.

José Eduardo dijo...

Mejor deja que la corriente de la casualidad arrastre a tus conocidos al blog. Es más divertido cuando no lo ven venir.

Yorch dijo...

El anonimato es una buena herramienta. La izquierda y la derecha también podrían ser buenas herramientas siempre y cuando no se usaran como fines, sino como medios. Así, el anonimato es un medio que incluye cinturón de seguridad, profiláctico y válvula de escape. El anonimato es buena herramienta cuando se sabe respetar y alentar. Porque es necesario en cada época cuestionar la religión, la política y el amor sin salir tan raspados por fanáticos con nombre ó anónimos. La ignorancia jode tanto como la maldad: otras dos contra-herramientas para el mismo fin de mantenernos jodidos.

TeReSa dijo...

BoticaPOP: Efectivamente, estuve en el DF, lamento no haberte agradecido tu invitación propiamente.

Rulfiano: La frase de "pregonar en el desierto" es muy común para aquellos que tenemos una dosis de idealismo.

José Eduardo: Aun me pregunto si algún conocido mío sabe de este blog pero no me lo dice jeje.

Yorch: Me gusta el anonimato pero por alguna razón ando de exhibicionista.

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template