25 de noviembre de 2008

Derechos fundamentales




“Por muy buena, justa y eficaz que pueda parecer la Constitución de un país, ésta nunca pasará realmente de ser una Constitución imparcial, capitalista y mediocre, mientras sus ciudadanos continúen siendo forzados a depender del dinero como única salida que les garantice el verdadero cumplimiento de una gran parte de sus propios derechos fundamentales.”




Iván Sáinz Pardo

En los próximos días empezará el idilio de cada año: el presupuesto para el ejercicio del año que comienza y otra vez seremos los vigilantes impávidos de cómo esas alimañas del congreso se deshacen por salir de vacaciones y aprueban casi todo; ¿se puede elegir entre lo urgente y lo importante? Vemos que el dinero se destina a quién sabe cuántos subvenciones, comités, y cosas donde se supone que se planearán las acciones que marcarán el rumbo del país y llenos de MC, doctores, académicos y especialistas en la materia. Y aun así, seguimos en crisis y muriendo de hambre.

***
La frase que puse como inicio de la entrada me sirvió como reflexión de algo que me ha llama la atención: la proliferación de fraccionamientos residenciales (casas caras) en las que los servicios básicos y el entorno necesario para una calidad de vida adecuada son vendidas a precio de oro. ¿Es mucho pedir parques, pavimiento duradero, vigilancia, recolección de basura, casas donde exista la privacidad, agua, etc? Porque parece que la gente de a pie o de a camión estamos infestados y nos ponen una barda de 4 metros con alambre de púas para que no veamos cómo se vive en esos pedacitos de México donde todo funciona.

***
Sé que hay gente con sueldos enormes que son trabajadores y que pueden pagar esas casas sin tanta complicación (si les cala, pero se aguantan) pero desde un punto de vista más objetivo y sin fantochada puedo decir que les están vendiendo carísimo algo a lo que tienen derecho, hasta parece que los servicios básicos bien instalados son cosa de otro mundo! Nada que ver con los recuadros de ladrillo donde obligan a los demás a pasar sus noches, entre las peleas, pachangas y falta de agua.

****

Ni modo, ahora todos buscamos encerrarnos para disfrutar nuestros derechos no vaya a ser que los jodidos nos vean y quieran superarse.






0 Fisgones morbosones:

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template