14 de agosto de 2008

El cuerpo obsoleto

De qué sirve un corazón
que ya no late,
de qué sirve la fé,
cuando no hay dioses a quienes rezarles

Qué hacer con la voz
si no hay verdad que decir,
de qué sirven los labios
cuando no hay a quien besar.

De qué sirven los ojos
en un valle de sombras.
De qué sirve un cuerpo
cuando el alma ha muerto.

3 Fisgones morbosones:

Yorch dijo...

El cuerpo evolucionado inventó un alma falsa -actual-, pero puede llegar a inventar una verdadera alma en el futuro. Los ojos ven originalmente poco, pero lo suficiente para inventar cosas para poder ver más y más sistemáticamente.

El cerebro/laringe echa mentiras, sí, pero dentro de toda ese caos salen pocas y pequeñas maravillas que los hijos arrebatan como ladrones y usan sin trabajar al amparo de la sociedad.

El beso, ese sí, más allá de las bacterias, conviene metaforizarlo para esparcimiento. Los labios hacen trampa por tener muchos sensores como las yemas de los dedos y los genitales. No hay democracia en la piel.

Entre la fe y lo fehaciente la gente juega y vá y viene. Quizás sea verdadera la imposibilidad de definir la fé como algo falso ó verdadero.

Teresa... dijo...

Gracias por el estudio fisiológico de mis traumas existenciales...Falta la parte de los protones y electrones que se unen con los que tienen afinidad electroquímica y entalpía....


Saludos.

Yorch dijo...

Y falta que descubran cosas nuevas en el Gran Colisionador de Hadrones para aplicarlas a nuestra existencia. Las fotos de este blog están buenas:

 

Destierro Voluntario Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template